¿Por qué es importante hacer mantenimiento preventivo de tu vehículo? | Distoyota S.A Sitio Oficial

¿Por qué es importante hacer mantenimiento preventivo de tu vehículo?

toyota

El mantenimiento preventivo de un vehículo es un hábito que todo conductor debe asumir. Más allá de la revisión tecnomecánica, establecida por el Gobierno Nacional, monitorear periódicamente tu carro puede evitarte dolores de cabeza. En primer lugar, el mantenimiento preventivo es un eje fundamental de la seguridad vial: un conductor que cumpla con esta responsabilidad está velando por su seguridad y la de los demás. Revisar que los principales componentes del carro funcionen bien evita averías sorpresivas e imprevistos. De otro lado, el mantenimiento preventivo puede ser un alivio para tu bolsillo. Algunos daños son el resultado de la falta de revisiones periódicas, que permitan garantizar que todo esté funcionando bien. De acuerdo con los expertos, estos son los aspectos de tu vehículo que deben hacer parte de un mantenimiento preventivo:

  • El mantenimiento preventivo comienza por leer el manual: Si bien hay recomendaciones generales para todos los vehículos, el manual de fabricante de tu carro te entrega datos importantes. Allí podrás entender particularidades que marcan la diferencia a la hora de revisar el tuyo.
  • Mantenimiento preventivo de frenos: El sistema de frenos es uno de los más importantes a la hora de prevenir accidentes. Por eso, además de llevar anualmente tu Toyota a un taller autorizado Toyota, recuerda revisar el nivel del líquido de frenos. Cada 2 mil kilómetros, de acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Redacción Motor, 2012).
  • Mantenimiento preventivo de llantas: Mantén la presión de las llantas en el nivel recomendado por el fabricante en el manual de uso. Observa con periodicidad el desgaste de las llantas y cerciórate de que estén en buenas condiciones para rodar.
  • Mantenimiento preventivo de la dirección: En el manual del vehículo se sugiere al conductor cada cuánto debe hacerse una revisión técnica de la alineación. No obstante, soltar por unos segundos el timón mientras el carro está en movimiento también brinda información en este aspecto. Si el vehículo tiene algún desvío leve, llévalo a revisión.
  • Mantenimiento preventivo de la suspensión: Según los expertos, un cambio de amortiguadores es recomendable cada dos años o cada 40 mil kilómetros, aproximadamente. De todos modos, esto también depende del manejo y de las características de tu Toyota. Debes estar atento a golpeteos inusuales o brincos excesivos, para hacerlo revisar.
  • Mantenimiento preventivo de las luces: Las luces de tu Toyota son la base de la comunicación entre conductores y responsables de la visión en horas nocturnas. Por eso revísalas tantas veces como puedas. Cuando sustituyas las luces de las farolas, cerciórate de que estén a la altura correcta.

 

Referencias:

Huerta, Mireya (2018). Consejos fáciles para el mantenimiento preventivo de tu carro. https://www.univision.com Obtenido de: https://www.univision.com/noticias/consejos-autos/consejos-faciles-para-el-mantenimiento-preventivo-de-tu-carro- fotos Redacción Motor (2012). Guía práctica sobre el mantenimiento preventivo a los sistemas de seguridad. https://www.motor.com.co Obtenido de: https://www.motor.com.co/actualidad/tecnologia/guia-practica-mantenimiento-preventivo-sistemas-seguridad/9587

X
X