Cara a cara entre los vehículos mecánicos y los automáticos | Distoyota S.A Sitio Oficial

Cara a cara entre los vehículos mecánicos y los automáticos

toyota

Dicen que entre gustos no hay disgustos. Y en relación con los carros automáticos y los manuales este dicho aplica. Sin embargo, es importante conocer las principales ventajas y desventajas de unos y otros para decidirse por cuál comprar.

Mariana Vahos Suárez es tecnóloga en mecánica automotriz e inspectora de vehículos en Autos Sura. Ella explica que la principal diferencia entre los carros automáticos y los mecánicos está en la caja de cambios.

Los carros automáticos y los manuales son similares en motor, sistema de frenos y suspensión. Pero en otros aspectos son diferentes, empezando por la forma de conducción y siguiendo por los repuestos, la reparación, el mantenimiento y el consumo, que es levemente mayor en el carro automático.

Pero conozcamos en detalle qué diferencia a un carro automático de uno manual:

Carro automático:

  • Comodidad: Un carro automático brinda más comodidad al manejar, pues solo tiene acelerador y freno.
  • Ideal para la ciudad: en grandes congestiones vehiculares un carro automático es más cómodo, pues no hay que desgastarse usando el clutch.
  • Vida útil: al no tener que hacer cambios de velocidad, las piezas de la caja tienen una vida útil mayor y hay un menor desgaste en las piezas internas.
  • Mantenimiento: este se hace menos en un carro automático.

Carro mecánico:

  • Mayor dominio: el conductor de un carro mecánico tiene mayor dominio sobre el vehículo, ya que tiene más opciones de control desde la caja.
  • Movilidad: un carro mecánico se puede “empujar” en caso de quedarse varado en una vía.
  • Economía: en la mayoría de los casos, un carro mecánico es más económico y fácil de reparar que un carro automático.
  • Consumo: un carro mecánico consume menos cantidad de combustible que un carro automático.

¡Cuida tu caja!

Independiente de si la caja de cambios es automática o manual, hay algo que no debes obviar: el mantenimiento. Este es clave para el adecuado funcionamiento. Por eso el experto Juan Felipe Zuluaga Ruiz recomienda lo siguiente (Zuluaga, 2012):

  • Aceite de la caja: verifica sus niveles para que siempre esté lubricada y no haya daños en la fricción.
  • Pedal de embrague: en los carros mecánicos se recomienda hundirlo a fondo para evitar desgaste y posible daño. También revísalo periódicamente.
  • Manual del propietario: en un carro automático es clave leerlo para saber cómo manejar la caja sobre todo en rutas que no son del día a día.
  • Úsala con cuidado: sé cuidadoso con la caja de cambios y no apoyes la mano en ella cuando no sea usada.
  • P de cambio: siempre que tu carro automático esté detenido, pon esta opción, que se refiere a parqueo.
  • Progresivamente: en una caja mecánica las velocidades deben ir pasando de forma progresiva a medida que el carro lo pida.

 

Fuentes

Vahos, Mariana (2019). Entrevista personal realizada el miércoles 19 de junio.

Zuluaga, Juan Felipe (2019). Automático y Mecánico: una caja, dos estilos de conducción. Obtenido de: https://blog.segurossura.com.co/articulo/movilidad/caja-automatica-mecanica

X
X